parler de tout

Hablar, opinar y compartir las cosas que me interesan

LAUDO ARBITRAL, ARBITRAJE OBLIGATORIO

2 comentarios

Foto Pixabay Congerdesign

Hace tiempo que no me ponía a escrbir, la verdad, no soy un profesional del blog y será la edad, o las ganas, pero cuando me pongo a escrbir algo tiene que ser algo que personalmente me llame la atención. Es también la ventaja de hacer esto por que me gusta, y el no tener que dar cuenta a seguidores, si bien siento sana envidia de aquellas personas, muchas de las que sigo, que escriben cada día y ofrecen un conocimiento a compartir.

El tema que me acerca hoy a mi blog es la palabra LAUDO ARBITRAL , estos días nos es común encontrar esta palabra en medios y seguramente en tertulias anóminas, todo ello derivado del conflicto surgido en el Prat.

Mi intención no es hacer una tesis de esta figura de solución de conflictos, para ello hay personas con mayor conocimiento, por tanto quedarán muchas cosas en el tintero. Mi intención es hablar sobre la figura en relación con su parte de arbitraje obligatoria en formato pildora informativa  y como siempre digo todos lo comentarios que amplien el post serán bienvenidos, 1+1 siempre es más de 2.

 Marco.

El marco en el que situamos los laudos arbitrales es la solución extrajudicial de conflictos donde encontramos las siguientes figuras

  • Negociación
  • Conciliación
  • Medicación
  • Arbitraje

Respecto del Arbitraje, a diferencia de las otras herramientas, la decisión final en forma de laudo arbirtral, va ser tomada por un tercero, no por las partes que están inmersas en el conflicto.

El Arbitraje a su vez puede ser de carácter voluntario y de carácter obligatorio

En cuanto al arbitraje obligatorio, lo encontramos en el art 10 del Real Decreto Ley 17/1977, referido a la huelga y sus consecuencias.

Aplicación del arbitraje obligatorio.

Artículo diez. Real Decreto Ley 17/1977

El Gobierno, a propuesta del Ministerio de Trabajo, teniendo en cuenta la duración o las consecuencias de la huelga, las posiciones de las partes y el perjuicio grave de la economía nacional, podrá acordar la reanudación de la actividad laboral en el plazo que determine, por un período máximo de dos meses o, de modo definitivo, mediante el establecimiento de un arbitraje obligatorio. El incumplimiento de este acuerdo podrá dar lugar a la aplicación de lo dispuesto en los artículos 15 y 16.

Cuando la huelga se declare en empresas encargadas de la prestación de cualquier género de servicios públicos o de reconocida e inaplazable necesidad y concurran circunstancias de especial gravedad, la Autoridad gubernativa podrá acordar las medidas necesarias para asegurar el funcionamiento de los servicios. El Gobierno, asimismo, podrá adoptar a tales fines las medidas de intervención adecuadas.

Se declara la inconstitucionalidad del párrafo 1, en cuanto faculta al Gobierno para imponer la reanudación del trabajo, pero no en cuanto le faculta para instituir un arbitraje obligatorio, siempre que en él se respete el requisito de imparcialidad de los árbitros por Sentencia del TC 11/1981, de 8 de abril. Ref. BOE-T-1981-9433.

A destacar de la Sentencia del TC 11/1981 el Fundamento Jurídico nº 19

19. Así como la potestad, que a la autoridad gubernativa se atribuye para adoptar las medidas necesarias de garantía de los servicios esenciales de la comunidad, encuentra su fundamento en el art. 28 de la Constitución, siempre que las correspondientes decisiones queden sujetas al control de los tribunales de justicia y al de este Tribunal mediante el oportuno recurso de amparo, no ocurre lo mismo con la extraordinaria potestad que el Real Decreto-Ley impugnado otorga al Gobierno para imponer la reanudación del trabajo (cfr. art. 10). Es verdad que el art. 10 exige para que esta potestad pueda ponerse en marcha unos presupuestos muy especiales: una duración muy prolongada de la huelga, unas posiciones de las partes excesivamente distantes o inconciliables y un perjuicio grave para la economía nacional.

Para recortar tan gravemente el uso de un derecho constitucional, la mayor o menor duración del conflicto y la comparación de las respectivas posiciones de las partes (más o menos distantes; más o menos alejadas de una posible conciliación) no son parámetros útiles. En ningún caso pueden servir de obstáculo a la subsistencia del ejercicio de un derecho, que ha sido declarado fundamental y de carácter básico por la Constitución.

La fórmula «perjuicio grave de la economía nacional» tampoco puede obstar al derecho en examen. Es un concepto indeterminado que no concreta cuáles son los intereses a los que el derecho debe quedar sacrificado. Su supuesto de hecho queda en total inconcreción y ofrece un evidente margen a la arbitrariedad. Si la huelga es un instrumento de reivindicación social elevado al rango de derecho fundamental, no es nunca su ejercicio por sí solo la única causa que ocasiona el perjuicio grave, si no otras acciones u omisiones concurrentes con él.

No puede decirse lo mismo de la facultad que se le reconoce al gobierno de instituir un arbitraje obligatorio como vía de terminación de la huelga. No por ser obligatorio deja de ser verdadero arbitraje siempre que se garanticen las condiciones de imparcialidad del árbitro y es medio idóneo de solución posible en tan excepcionales casos como los que el precepto describe.

Efectos del Arbitraje Obligatorio.

Llevado a cabo el arbitraje, tal como se determina en la Sentencia TC 11/1981 “arbitraje siempre que se garanticen las condiciones de imparcialidad del árbitro y es medio idóneo de solución posible en tan excepcionales casos como los que el precepto describe.” se dictará el correspondiente laudo arbitral, que es de obligado cuimplimiento para las partes, el fin del mismo es poner fin al conflicto, es decir el fin de la huelga, si bien como se comenta en el fundamento jurídico 19 de la Setencia TC 11/1981, esto no sucede automáticamente. Por otro lado leyendo diferentes textos para informarme sobre este tema creo que todavía en nuestra legislación de huelga y arbitraje obligatorio quedan muchas lagunas.

Impugnación del Laudo Arbitral.

Respecto a este tema me permito dejaros enlaces a dos Sentencias del Tribunal Supremo Sala Social referentes a conflictos del sector aereo.

Finalizar agradeciendo los comentarios que hagan crecer este tema, interesante desde el punto de vista doctrinal y que aquí simplemente se ha apuntado una pequeña parte.

2 pensamientos en “LAUDO ARBITRAL, ARBITRAJE OBLIGATORIO

  1. Gracias, Rafael por acercarte al blog y por tu comentario, me alegra que sea de interés. Ahora tengo un poco abandonado el blog, pero con ganas de retomarlo. Un saludo Jesús Mari

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s